SI SUDO MUCHO, ¿ESTOY QUEMANDO MÁS GRASA?

Hay quien termina de entrenar cubierto de sudor y quien, con el mismo esfuerzo, sigue seco. Existe la creencia de que cuanto más se suda, más duro se está trabajando y más calorías se queman pero, ¿hasta qué punto es cierto?

“Que todos sudemos, no quiere decir
que lo hagamos en la misma medida.”

 

El cuerpo produce sudor para refrescarse cuando su temperatura se eleva demasiado. Pero el que todos sudemos, no quiere decir que lo hagamos en la misma medida. Genéticamente estamos determinados para tener un número de glándulas sudoríparas. Esto hace que haya diferencias en la sudoración entre las distintas personas. Es como la densidad capilar, unos tienen más pelos que otros, eso está inscrito en su carga genética, nacemos con entre dos y cuatro millones de glándulas sudoríparas, la cantidad de sudor depende de cuantas tengamos (a más glándulas más sudor).

¿Sudan lo mismo mujeres y hombres?
Las mujeres tienden a tener más glándulas sudoríparas que los hombres, pero las de ellos son más activas, por lo que sudan más. Las féminas empiezan a sudar a una temperatura mayor de la piel y de los tejidos profundos, y producen menos cantidad de sudor que los hombres para una carga de trabajo y calor comparable.

¿Qué factores hacen que sudemos más?
La transpiración también se ve afectada por: el clima (temperaturas elevadas y clima húmedo producen mayor sudoración), con qué intensidad se hace ejercicio, si se fuma, se toma café y alcohol… Ya que estos tóxicos pueden aumentar la transpiración. También pueden influir las comidas especiadas y picantes ya que aumentan temperatura corporal.

¿Y si tenemos más grasa sudamos más?
La grasa también actúa como un aislante, por eso las personas con sobrepeso sudan más. El exceso de grasa corporal actúa a modo de abrigo y por tanto favorece el aumento de la temperatura corporal para una determinada situación de esfuerzo o temperatura ambiente por lo que el organismo empieza a sudar antes para perder este calor.

“Sudar es una manera de mantener
la temperatura corporal estable.”

 

Conclusión:
El número de calorías que quemamos haciendo ejercicio o cualquier otro tipo de actividad no está vinculado de manera directa con la cantidad de transpiración que salga de tu cuerpo, sino con la intensidad a la que el ejercicio se esté realizando. Así que no tengas en cuenta lo sudoroso que estés, si corres, por ejemplo, durante 30 min, seguro que ha quemado casi 300 calorías, aunque no haya sudado la camiseta. Sudar es una manera de mantener la temperatura corporal estable.

Héctor Carreras

Héctor Carreras

hector@menorcatrainers.com

Entrenador Personal, Coach Nutricional, Readaptador deportivo y Métodos enfocados a la salud en Menorca Trainers.