¿QUÉ HACER PARA EVITAR RESFRIADOS?

Invierno, temporada de frío, lluvia y cambios bruscos de temperatura, es la época donde somos más vulnerables a virus y bacterias. Invierno, la televisión se llena de anuncios de antigripales, jarabes para la tos y pastillas para suavizar la garganta.

¿Realmente se pueden evitar?
No hay formulas mágicas ni remedios infalibles, pero si que podemos seguir unas pautas sencillas para minimizar riesgos y mantener nuestro sistema immune o de defensa lo más preparado posible.

Lavarnos bien las manos: Fundamental para evitar contagio y propagación de virus y bacterias. Un estudio indica que ocho lavados de manos al día en diferentes momentos reduce un 50% la incidencia de infecciones respiratorias y digestivas.

Ventilar diariamente casa y espacio de trabajo: Abrir ventanas por la mañanas por lo menos 1 hora, limpia, renueva y oxigena el aire y por la noche, la habitación estará libre de amenazas.

 

“Invierno, temporada de frío, lluvia y cambios bruscos de temperatura, es la época donde somos más vulnerables a virus y bacterias.”

 

Buena higiene: (ducha diaria) y cambia frecuentemente las sábanas Cuando dormimos respiramos, tosemos, sudamos… muy importante para evitar la acumulación de virus y bacterias.

Carga tu organismo de vitaminas y minerales: Come sano y variado, aumenta el consumo de alimentos ricos en vitamina C (frutas, veruduras o incluso algún suplemento vitamínico), refuerza a nuestro sistema immune y mantiene en buen estado los tejidos, que funcionan como barreras naturales. (Naranja, kiwi, la mandarina, las fresas, frutos rojos, mango…)

Precaución con los cambios bruscos de temperatura, sobre todo si sudas o tras hacer deporte.

Precaución si estás en contacto con personas resfriadas: Resfriarse es mucho más fácil cuando alguien de tu entorno ya está enfermo. Intenta no acercarte demasiado hasta que se recupere o seréis dos los que tendréis que cubriros con la manta, rodeados de pañuelos.

Cuidado con el estrés, en épocas de más trabajo o tension, nuestro sistema immune puede verse debilitado y ser más propensos a resfriados y gripes.

Si sales a correr en días de frío, respira por la nariz o utiliza un cuello de algodón o braga para el cuello para protegerte. También precaución con pies fríos y mojados.

¿Y si ya he cogido refriado que hago?
Buena hidratación y alimentación, no hacer sobreesfuerzos, detén tu actividad deportiva por unos días hasta que no te encuentres en condiciones y visita a tu médico. La mantita y el sofá serán los mejores compañeros durante unos días, eso si, en cuanto estés recuperado a hacer kilómetros!

Lucía Barca

Lucía Barca

lucia@menorcatrainers.com

Diplomada en Fisioterapia y Enfermería. Entrenadora Personal y Coach Nutricional en Menorca Trainers.